trabajos de mendel

Wednesday, October 11, 2006

Wednesday, September 20, 2006

Los trabajos de Mendel.
John Gregory Mendel (1822-1884) Monje Austriaco que empezó a experimentar a mediados del siglo pasado con el chícharo de jardín Pisom Santiuum y reunió sus resultados durante ocho años, los cuales resumió en tres grandes
leyes conocidas como Leyes Mendelianas o de Mendel, publicó sus trabajos en 1866 y en 1869, pero pasó inadvertido. Fue hasta 1900 cuando Carl Correans de Alemania, Hugo de Urres de Holanda y Erik Von Tserchimark de Austria descubren su importancia pero Mendel no vive para verlo pues muere en 1884.
Mendel escogió a los chícharos por las siguientes razones:
Son hermafroditas, por lo tanto pueden autofecundarse.
Su reproducción es muy rápida y por lo mismo las generaciones de padres a hijos se dan en corto
tiempo.
Se pueden obtener características contrastantes y bien definidas.

Los experimentos de Mendel.
El origen de los experimentos de Mendel es la observación de cómo individuos de una misma especie, sea animal o vegetal, con muy distintos entre sí; para comprobar su hipótesis preparó en el jardín del convento un experimento para el que eligió una plata: el guisante Pisum sativum, dentro de ésta misma especie, era posible encontrar diversas características.
Durante ocho años, y tras sucesivas siembras, seleccionó plantas en las que mantenía constante un determinado carácter. Es decir, consiguió razas puras, para esto utilizó una técnica de autopolinizar las plantas de guisante, que consiste en asegurarse de que el polen de una planta poliniza los pistilos de las flores de la misma planta. Y así durante varias generaciones, de tal forma podía asegurar una raza pura.
Para su experimento primero eligió dos individuos puros para una misma característica y cruzó dos que diferían en la manifestación de dicha característica. Por ejemplo, con polen de los estambres de una planta de guisantes de semilla lisa fecundó los pistilos de una planta de guisantes de semilla rugosa, cerciorándose previamente que ambas platas eran individuos puros de los que él había obtenido previamente. Ambas plantas constituían lo que denominó generación paterna o P. Los descendientes de este primer cruzamiento, a los que denominaba primera generación filial o F1 eran, por supuesto, híbridos. A continuación, cruzó estos híbridos entre sí consiguiendo una segunda generación filial o F2 y observó cuidadosamente los resultados de estos cruces. Tras repetir innumerables veces una u otra característica de las plantas de guisantes, Mendel llegó a las conclusiones que hoy se le conocen como leyes de Mendel.